Monsters Clash

Ir abajo

Monsters Clash

Mensaje por Invitado el Mar Ago 06, 2013 5:18 pm

Daikaiju, la isla de las pesadillas, tierra de los monstruos, inmensos, descomunales, aterradores monstruos, entes capaces de causar el pánico en cualquier ciudad si por algún azar del destino, decidían abandonar la isla y visitar cualquier lugar habitado... sin duda Daikaiju era un sitio poco frecuentado, no era un sitio al que muchos jugadores se atrevieran a ir solos, por eso, y solo por eso, Flare había ido allí.

Era de noche, y acontecía una de las tormentas mas furiosas que aquella isla había sufrido desde que fue programada, el ruido de la lluvia torrencial, los truenos y el resplandor cegador de los rayos eran frecuentes, iban a la perfección con la mente de Flare, caótica, pero a pesar del caos, Flare ya había conseguido acostumbrarse a "organizarse" en el entrópico mar de sus pensamientos... Flare pensaba con melancolía en el lugar en el que se encontraba, que mejor lugar para un Monstruo de 2 metros de estatura y raras extremidades que una isla repleta de monstruos... aquello no era algo que le gustara pensar, pero tampoco le importaba, aquel era un buen lugar para pensar, si es que se le podía llamar pensar a lo que Flare hacía...

Estaba dentro de una enorme cueva, resguardándose de la lluvia, cuando un rugido la sacó de sus pensamientos... giró su rostro hacia la entrada de la cueva, la negrura fue lo único que vio, hasta que un rayo le hizo un favor, en un instante alumbrando el cielo nocturno, pudo observar el rostro de un monstruo, un descomunal rostro, tan grande que lo únco que llamo la atención de Flare fueron sus dientes, unos dientes tan grandes como ella... no había que ser un genio para ver lo que ahí estaba sucediendo, esa debía de ser la cueva del monstruo, y Flare había irrumpido en ella sin permiso...

Sus ojos volvieron a iluminarse con otro rayo, le estaban mirando fijamente, gruñendo con fuerza, amenazante... Flare le devolvió la mirada con sus brillantes ojos escarlata, no le asustaba, el monstruo debía entrar agazapado en la cueva, Flare tenía la ventaja estratégica en aquella situación, y si el monstruo era listo, sería lo suficientemente prudente para no subestimar a Flare... pero le decepcionó, el monstruo tomo aire y escupió una llamarada, Flare alzó su cañón en acto reflejo y observó como la cueva en un instante se llenaba de fuego y se elevaba su temperatura varios cientos de grados... Flare lo soportó sin pestañear, el calor que ella misma despedía cuando despertaba el ojo de su pecho era abismalmente mas alto que esa llamarada... sin embargo, el cañon absorbía la mayor parte de la llamarada, protegiendo a Flare de cualquier imprevisto...

El cañón se tornó rojo por la energía absorbida, Flare sin dejar al monstruo reaccionar le devolvió todo su fuego concentrado en una esfera de energía roja, un balazo ardiente, que colisionó en el morro del descomunal animal, provocando una explosión de un brillo increíble, visible en aquella noche a kilómetros de distancia... el monstruo se alejó y se enderezó aullando y rugiendo de furia y dolor, Flare salió de la cueva y soltando una risa aguda y melodiosa alzó el cañón hacia el cielo haciendo de pararrayos, el cielo inmediatamente le obsequió con 1 rayo, con el cual el cañón volvió a brillar y a recargarse... Flare miró al monstruo... probablemente no sería el único en aquella isla, y el brillo de su arma atraería mas de una mirada... pero el monstruo se había atrevido a atacarla... se iba a deshacer de él.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Monsters Clash

Mensaje por Ataraxia el Mar Ago 06, 2013 7:06 pm

Lugar perfecto para sudar, patear traseros grotescos, adquirir una gran suma de experiencia y créditos, y ser muy pro o sublime. Pese a esas llamativas ideas para ganar experiencia y más, ella iba, más que todo, por mera diversión. La advertencia del lugar pesadilla era clara: ir solo garantizaba casi al 100% una pérdida de experiencia debido a la magnitud del poder de las bestias colosales. Y por ello Ataraxia también estaba ahí... Ya que todo olía a peligro. Delicioso y exquisito olor a peligro, cuyo efecto era provocarle una increíble descarga de adrenalina constante.

Para dicha ocasión torrencial y prontamente descarrilada, la gunner optó por vestir un plugsuit negro con armadura resistente en el busto, las rodillas, los codos y en la zona de la ingle y el vientre. Una coleta alta adornaba su cabello abundante, domándolo para prevenir momentos inoportunos, y es que las hebras rubias podían ser un constante problema o recordatorio de que en aeon —y especialmente debido a sus propias andanzas— no podía ostentar cabello largo. Estaba completamente lista para la ocasión. Con su equipo reparado, Serendipity —la motocicleta voladora con avanzada tecnología— a la mano de ser materializada en cualquier momento, y su brújula de sistema peculiar le acompañan para apañárselas en Daijaiku, la isla del terror y las pesadillas. La tormenta que acontecía durante la noche no era el mayor problema, sino las bestias que pululaban por ahí... Ellas sí eran lo peor de lo peor en aeon, un reto que solo los valientes o una party grande podían acabar.

Hizo tronar los huesos de su cuello con un leve movimiento y, cerrando los ojos al mismo tiempo que exhalaba, realizaba una especie de ritual. Se brindaba fuerzas para no ser afectada por el miedo que llegasen a infundir las espeluznantes apariencias de los monstruos de más de dos metros de altura ahí. Cuando una centella impactó contra la tierra, algo cerca de sí, reveló sus ojos azulinos. Gritó fuertemente, elevando los brazos en dirección al cielo nublado, y al fin descendió de esa elevación para emprender una carrera acelerada cuesta abajo.

La repentina aparición de una llamarada que provenía de una cueva cercana provocó que se detuviera en seco. Aja, había conseguido una bestia y, por supuesto, llevaba la ventaja al atacarla desde afuera, y claro, esquivar las fuertes llamaradas sería pan comido. Sin embargo, una vez que la criatura escapara de la cueva, sería otra historia. Cuando iba a disponerse a tal faena para su sorpresa una chica con un cañón apareció del escondite, absorbiendo un rayo del cielo al dejar el arma al descubierto para propósitos claramente orientados a la lucha. Abrió de par en par los ojos, con la intención de ir directo hacia ella para entablar una conversación... Por supuesto, si esto era viable. Por desgracia, de la cueva surgió el mismo monstruo que ella atacó, lanzando un coletazo mortal a la espalda de la chica.

Ataraxia soltó una exclamación ahogada, accionándose, ante la escena, su instinto de ayuda inmediatamente. Se equipó con Desert Storm, apretando el mango del arma en su mano derecha. Apuntó con el cañón a un ojo de la criatura, y tras apretar el gatillo, el revólver semiautomático se cargó de energía y, después de unos segundos se disparó en dirección al objetivo. La bala voló fugazmente, creando un chirrido molesto, hasta impactar directo en el globo ocultar de la bestia; asimismo, ocasionó una ráfaga que repotenció levemente el ataque de Ataraxia. Ante esa ofensiva, el ente gigante soltó un alarido, apenas echándose atrás producto del dolor y la ráfaga que le hirieron tenuemente —¡Hey, tú, aprovecha la oportunidad! —era momento de atacar y luego de preocuparse por las heridas.


avatar
Ataraxia
Player
Player

Mensajes : 136

Character Info
Nivel: 9
Experiencia:
5810/5812  (5810/5812)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Monsters Clash

Mensaje por Invitado el Miér Ago 07, 2013 1:28 pm

Pese a la tormenta y al frenesí que sentía en ese momento, Flare fue capaz de escuchar los disparos y palabras de la mujer, lo primero que pasó por la mente de Flare tras escuchar las palabras de la mujer fueron "ALERTA"... Flare se giró y observó como la cola del descomunal monstruo se acercaba a ella a gran velocidad... en su pierna un átomo brillaba, su cañón estaba cargado, su pierna derecha podría detener ese ataque... tenía muchas maneras de lidiar con ello, pero prefirió hacer una demostración a la mujer que le había hablado... no confiaba en ella, pues no confiaba en nadie, así que haría bien en mantener las distancias con Flare...

Observó el enorme apéndice a apenas unos metros de ella, alzó el cañón y descargó su contenido por uno de los costados del negro metal que componía su extremidad, propulsando el cañón a gran velocidad contra la cercana cola del monstruo... la colisión produjo un estruendo, solo ahogado por los poderosos truenos de la tormenta, Flare había tenido mucho tiempo para estudiarse a si misma, y sabía como funcionaba su arma... era capaz de absorber energía, cualquier clase de energía y cargarse con ella... eso incluía la energía cinética y potencial, lo que quiere decir, que en el momento en que la cola impactó con el cañón, este sustrajo toda la energía del impacto en un instante, provocando que toda la fuerza del ataque se desvaneciera, mientras que el cañón brillaba una vez mas, al verse recargado.

Flare observó al monstruo, que rugía de dolor mientras se llevaba uno de sus enormes brazos a la cara, se estaba resintiendo de los disparos de la mujer, le había acertado en el ojo, toda una hazaña dada distancia de la mujer con el monstruo y la mas que incomoda situación meteorológica... Flare miró a la mujer, pero fue incapaz de distinguir muy bien sus rasgos, pues la combinación de distancia, lluvia y oscuridad no ayudaban en absoluto... decidió que ya se preocuparía por ello, primero iba a deshacerse del monstruo.

Dos de sus átomos brillaban, estos comenzaron a brillar con violencia y en un instante acompañado con un chispazo, Flare apareció exactamente dos metros más hacia delante, pero al tratarse de un desplazamiento y no de una teleportación, Flare decidió conservar el impulso de su desplazamiento e ir directo hacia la pierna derecha de la bestia, apunto el cañón hacia ella, y al chocar con la enorme extremidad, disparó, provocando una poderosa onda de choque que desplazó la pierna del animal haciendo que pierda el equilibrio, provocando que comenzara a caer, en dirección a la mujer que le había hablado apenas unos instantes atrás... Flare no había previsto la dirección de la caída del monstruo... así que con un gesto urgente, le hizo señas a la mujer con su cañón aun algo brillante, para que se apartara de la trayectoria de la caída del colosal cuerpo... aquello no quedaría bien como presentación, pero Flare no tenía la culpa... ya tendría tiempo para disculparse luego, si es que llegaba a hablar con la mujer...
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Monsters Clash

Mensaje por Ataraxia el Miér Ago 07, 2013 3:02 pm

Por un momento creyó que la chica iba a salir muy afectada del ataque, mas, para su sorpresa fue todo lo contrario. Observó atentamente cómo desplegaba la fuerza de su cañón, neutralizando la cola del monstruo gigante, el cual pareció encorvarse un poco ante el dolor y la pérdida de esa extremidad flexible. El hecho de que ella pudiese apreciar aquello mejor que un usuario común se le adjudicaba a su precisión y vista certera, como si esta última fuese tan desarrolladísima como la de un halcón. Y precisamente por ello casi se había quedado absorta en toda la situación y la velocidad de la mujer, como si todo fuese una vorágine que le arrastraba y no le demostraba la más mínima clemencia para brindarle la oportunidad de liberarse.

Hasta que notó las señas desesperadas de la mujer con el cañón —y el brillo incesante de este—, despertó de su fascinación o ensueño... Como mejor cupiese en tal situación—. Ya era algo tarde. La bestia caía precipitadamente en dirección propia, por lo que no podría esquivar el ataque con creces... Porque, era ley, lo pesado siempre abate el suelo con más rapidez y fuerza. Lo único que pudo hacer es apartarse, un movimiento que le salvó —por poco— de quedar debajo de la cabeza bestial, cuyo rostro herido daba con Ataraxia. La gunner cayó al suelo por la onda de impacto leve que ocasionó el cuerpo del gigante contra el suelo, por lo que tenía a pocos centímetros el rostro de la criatura.

La bestia abrió de par su único ojo, observando fijamente a Ataraxia. Movió su colosal mano para intentar atrapar a la fémina, sin embargo, la velocidad de ella le jugó una mala pasada. Aquella mujer que parecía casi una hormiga al lado de aquella criatura, yacía ahora en el cuello de esta tras pegar un salto. Colgando a Desert Storm en el cinturón, chasqueó los dedos para que su bazooka, Spica, apareciera sobre su hombro derecho; con ambas manos sostuvo el arma de amplio espectro de ataque y explosión, aún manteniéndola sobre el hombro correspondiente y más resistente al ser diestra.

Como aún su enemigo se encontraba aturdido, ella aprovechó tal incidente para captar la nuca de la criatura con el ojo de la bazooka. Una vez que observó lock on! en la pantalla inteligente, saltó hacia atrás y apretó el gatillo del arma. Un misil salió disparado hacia la zona objetivo —la nuca— e impactó con creces, provocándole daño severo y dolor agudo a la bestia que aullaba. Mientras, ella cayó sobre la espalda de la criatura, la cual comenzó a levantarse para deshacerse de una buena vez de ambas —Wow —impresionada, se deslizaba cuesta abajo de la espalda colosal, apreciando que el enemigo dobló su brazo derecho y acercó la mano hacia Ataraxia. Ahora sí la habían atrapado fuera de guardia.


avatar
Ataraxia
Player
Player

Mensajes : 136

Character Info
Nivel: 9
Experiencia:
5810/5812  (5810/5812)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Monsters Clash

Mensaje por Invitado el Miér Ago 07, 2013 5:02 pm

Flare observó las acciones de la mujer, no le quedó mas remedio que conceder que era una persona competente, eludió el descomunal cuerpo y se las apañó para herir de gravedad al monstruo, el cual, ciego y herido parecía haber entrado en un frenesí de aniquilación, pues se puso de pie en seguida... observó como movía su brazo directo hacia la mujer, que descendía deslizándose por la espalda del monstruo... parecía que estaba en un apuro... Flare observó su pierna izquierda, tenía un átomo encendido, ayudar a la mujer estaba dentro de sus posibilidades, pero eso no cambiaba el hecho de que no confiaba en ella... no sabía que era mejor, si dejar el monstruo le provocara el Game Over y luego deshacerse de él, o echarle una mano... algo le dijo que lo mas acertado era la segunda opción, por lo que corrió por el pie del monstruo desafiando la gravedad, pues cuando al menos un átomo de su pierna estaba encendido, ella podía desplazarse por cualquier superficie con facilidad... con lo cual subir por el monstruo no suponía un problema para ella... utilizando su desplazamiento instantáneo sobrepaso el brazo del ser y se comenzó a caer hacia el brazo, un poco por debajo de la mujer, quedando Flare mucho mas cerca de la mortífera extremidad...

Se dejó caer, hacia el brazo del coloso y cuando estuvo a punto de colisionar, en un rápido movimiento golpeó con su pierna derecha la mano del monstruo... entonces la bestia chilló, detuvo su brazo e intento alejarlo de Flare, pero ya era tarde, su cristalina pierna derecha estaba haciendo efecto... aquella extremidad de Flare es a su opinión, la mas poderosa de todas aquellas que poseía, claramente después del ojo de su pecho, pero sin duda una habilidad a tener en cuenta... su pierna derecha era capaz de comprimir o dispersar las moléculas de lo que Flare deseaba... el brazo del monstruo estaba experimentando continuos y múltiples compresiones y dispersiones moleculares, hasta que Flare decidió detenerse, por lo que desde la muñeca hasta el antebrazo de la criatura se desintegraron, dejando un muñón grotesco en su lugar, debido al tamaño de lo desintegrado dos chispas de fusión aparecieron y comenzaron a orbitar alrededor de Flare, la cual estaba de pie sobre la espalda del agonizante monstruo, pues al usar su pierna derecha volvió a encenderse un átomo en su otra pierna. No le dijo nada a la mujer, Flare consideraba que ya había hecho suficiente por ella en ese instante.

A la bestia no le debía de quedar mucho para darle fin, el muñón del brazo acabaría por desangrarle y provocar su desaparición, lo moralmente aceptable sería acabar con su agonía ahí mismo, pero el monstruo volvería a respawnear en un período de tiempo X a su eliminación, por lo que a Flare realmente no le importaba, dejaría que la mujer tomara la decisión, Flare solo estaba cobrándole al monstruo el haberle atacado... no le gustaba sentirse amenazada, esperaba que la mujer captara el mensaje.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Monsters Clash

Mensaje por Ataraxia el Miér Ago 07, 2013 9:24 pm

Tendría un game over asegurado, y consigo toda su experiencia acumulada perdida... Ah, cuando estaba a punto de alcanzar nivel. No era la clase de persona que se rendía fácilmente, no obstante, la terrorífica mano gigante estaba a punto de aplastarle... Unos pocos centímetros y sería papilla para él poder comer. Así que el plano no se apreciaba muy bien que digamos. Y, precisamente como su espíritu abundante de coraje le impedía rendirse, intentó defenderse a pesar de las de perder; por ello alzó nuevamente la bazooka con esfuerzo debido a que caía en picada por la espalda bestial y, el peso de ésta arma que sostenía era pronunciadp. Iba a apretar el gatillo, otra vez, cuando una sombra extra apareció en escena. Se trataba de la chica desconocida entonando una proeza.

Ante dicha aparición, Ataraxia recuperó las ganas de seguir batallando ahora con más interés, excesiva determinación y creciente perseverancia. Sin soltar a Spica, que aún yacía en su hombro derecho y siendo bordeada por su brazo correspondiente, extrajo una navaja de su equipo y la clavo en la espalda baja de la bestia, un poco más arriba del aparente coxis. Ahí apreció lo que la fémina estaba intentando lograr, y dicho sea de paso, aseguraba su propia estadía en aeon, sin sufrir un game over cuando el monstruo sobrellevara los prontos ataques. Y no tardó en suceder. La chica hizo gala de unas habilidades excepcionales que sentenciaron al coloso muy cerca del abismo mortecino. «Interesante», engrandeció las capacidades de lucha de esa chica, pero por sobre todo, dichas habilidades que le ponían bien parada. Si se iba en contra de ella estaba más que decir que la desconocida sería un grave problema y una gran contrincante. Y, aunque no fuese obvio, la gunner nos buscapleitos con ella, al contrario.

Ataraxia apreció la agonía de la criatura. Mas, al saber que no era real y que siempre sería sustituida por otra idéntica, decidió darle fin por mero capricho que por sentimientos. Apretó dos veces seguidas el gatillo de su arma de gran envergadura. El cañón exhaló dos misiles directos al punto anterior que hirió del cuerpo bestial: la nuca.

Boom! Boom!

Se escuchó luego de que los misiles explotaron contra la fisonomía ajena, terminando con él. Debido a la fuerte onda que generaba dicha arma, Ataraxia se vio obligada a soltar la navaja y descender bruscamente al suelo. Antes de impactar de lleno contra el suelo, hizo desaparecer la bazooka, y luego intentó planear en el aire para amortiguar la caída. Percibió que su velocidad se reducía, sin embargo, le iba a costar. Entonces, cayó sobre los pies e inmediatamente sobre su trasero, generando un descenso relativo de su barra de vida, algo que tenía fácil arreglo con una pócima que curaba poca cantidad de esencia. Ya que esa batalla con ese monstruo en específico había terminado, se obsequió un momento para despabilarse al menear la cabeza de lado a lado.

Lentamente la tormenta fue sustituida por un leve granizado. Aún sentada, apenas alzó la mano diestra enguantada, viendo caer a los pequeños trozos de granizo sobre la palma. No sabía por qué tal escena le conmovía, como la ayuda dudosa de la chica desconocida. Del cielo viró el rostro hacia aquella mujer, observándola fijamente —Eres muy fuerte —tras dedicarle dichas palabras sinceras con un tono de voz medio, especialmente para que le escuchara y no tuviese excusas, sonrió de medio lado.


avatar
Ataraxia
Player
Player

Mensajes : 136

Character Info
Nivel: 9
Experiencia:
5810/5812  (5810/5812)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Monsters Clash

Mensaje por Invitado el Vie Ago 23, 2013 4:56 am

Observó en silencio el final de la bestia sin mucha emoción, no era la primera vez que lo veía, ella misma había causado el fin de varias bestias antes, incluso había causado game overs a jugadores, lo cual le había traído problemas, pero nunca le preocupó en exceso, no muchos se atrevían a lanzarse contra ella.

La mujer a la que había ayudado, quien sabe porque, simplemente lo había hecho, le observaba y le dirigió unas palabras... Flare, sin entablar contacto visual en ningún momento, observó a la mujer, las dos chispas de fusión que se habían generado a su alrededor giraban a ritmo cambiante, pues respondían a las emociones de Flare, que como siempre, se manifestaban inestables, MUY inestables...

-Si, no te acerques- Dijo a modo de advertencia, Flare no confiaba en nadie, nunca, no importaba como le hablaran o tratara, Flare no tenía una mente capaz de comprender o siquiera elaborar, una relación de confianza, por ello, Flare había sido dominada por dos emociones principalmente, el miedo y la ira, con cualquiera de las dos Flare era totalmente imprevisible, pero solo cuando sentía ira es cuando era mucho mas peligrosa... la bestia la había provocado, la había hecho sentir Ira, y ahora la bestia estaba muerta, ahora estaba algo mas calmada, pero aún inestable.

El granizo que caía sobre ella, y el hecho de que el cielo dejaba pasar unos tenues rayos de sol, mostraban de ella, al estar empapada, una apariencia salvaje e imponente... Sin embargo pese a ello, Flare sentía que debía decir algo mas...

-Tu... también-

Spoiler:
Off: Perdón por dejarlo parado tanto tiempo :(, he estado ocupada.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Monsters Clash

Mensaje por Ataraxia el Vie Ago 23, 2013 8:08 pm

Se levantó lentamente, sin realmente dedicarle mucho esfuerzo o cuidado a ello. No peligraba; aunque sabía que Daikaiju era un lugar donde todos debían volverse de armas a tomar, tenía una aliada por si aparecía otro monstruo y sus propias armas para defenderse. Limpiarse sería imposible porque todo estaba lleno de agua sucia, tampoco debía hacerlo ya que su plugsuit era impermeable. Sin cuidar su apariencia, caminó hacia la chica, dispuesta a continuar el encuentro hasta que...

Ella le advirtió.

Se detuvo. Y enarcó una ceja.

Posó los ojos sobre el cañón ajeno. ¿No confiaba en ella? Claro, era una pregunta estúpida porque apenas se conocían, pero, ¿tan peligrosa parecía su propia persona? ¿O esa chiquilla al frente de sus ojos desconfiaba de todo el mundo? Seguro se trataba de lo último, porque en aeon no faltaba esa clase de gente... Y mucho menos fuera del mundo virtual. Le volvió a mirar —Está bien —se encogió de hombros. No iba a presionarle, mucho menos a provocarle. Para ella conseguir una enemistad con la chica estaba fuera de dilema, lejos de encabezar sus asuntos. Tampoco quería terminar con un disparo de ese cañón, porque fuese accidente o porque simplemente se hubiese movido inesperadamente tan solo un centímetro.

Estaba a punto de darse la vuelta para marcharse —porque sabía cuando no era bienvenida y debía respetar el espacio ajeno— cuando la chica volvió a hablar.

Esbozó una sonrisa amigable ante el halago de ella. No sabía si lo hacía por mero aspecto de cortesía, para dejar de sonar ruda; o solo para alejar la advertencia que Ataraxia sabía que aún estaba en pie. Aún así, le agradó escuchar aquello. Muy pocos le decían que era fuerte o perseverante o dedicada; tal vez eso se debía a su apariencia débil o de niña mimada, cuando no lo era. Sabía valerse por sí sola y ha llegado hasta ahí, obteniendo todo lo que posee, por sus propios méritos y fuerza. Se ha valido por sí misma —Gracias —al mismo tiempo que mencionaba eso soltó una suave risilla, encantada—. ¿Te encuentras bien? —a pesar del notorio distanciamiento de la chica, Ataraxia aún deseaba saber aquello. El tono de voz empleado era genuino, igual que la preocupación.

Spoiler:
¡No te preocupes! Agradezco que aún te interese y preocupe el tema :3


avatar
Ataraxia
Player
Player

Mensajes : 136

Character Info
Nivel: 9
Experiencia:
5810/5812  (5810/5812)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Monsters Clash

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 31, 2013 3:20 pm

La tensión de Flare disminuyó considerablemente cuando vio que la mujer acataba su advertencia, chica lista, Flare sonrió para si misma, su despliegue de habilidades había dado sus frutos... aunque no había mostrado todo el potencial que podía demostrar, pero con aquello debería ser suficiente...

Ahora que la mujer se había detenido, se puso a observarla, sin llegar a entablar en ningún momento contacto visual con ella. Se trataba de una mujer mucho mas baja que ella... aunque realmente ella debía de ser de estatura normal, lo único anormal en aquella escena era la mujer de 2.03metros que era Flare... se fijó con interés en la larga melena rubia que descendía por la espalda de la mujer, pues tenía una especie de destellos rosáceos que lo hacían mas brillante de lo que ya era, piel blanca y delgada... una bonita figura... tenía un buen cuerpo, pero para Flare el concepto de buen cuerpo difería de cualquier otra mujer, cuando se refería a buen cuerpo se refería a que tenía las cuatro extremidades normales, cuando Flare solo tenía una, eso era algo que siempre le pareció perturbador, bueno... muchas cosas le son perturbadoras a diario, pero no por ello le da menos importancia a cosas que piensa que realmente le incumben.

La mujer volvió a hablarle, no estaba preparada para aquella pregunta, las chispas de fusión giraron a enorme velocidad durante un instante, para luego volver a orbitar calmadamente a su alrededor... Flare parpadeó un instante aún sin mirar a los ojos a la mujer, y pensó brevemente su respuesta... obviamente no estaba bien, nunca lo estaba, pero eso no era algo que le fuera a contar a aquella mujer.

-Podría decirse que si- Dijo mientras un rayo caía a lo lejos seguido de un atronador trueno.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Monsters Clash

Mensaje por Ataraxia el Dom Sep 01, 2013 11:50 pm

Las apariencias engañan, tampoco debían juzgar a alguien por estas. Eso aprendió tanto en aeon, como en el mundo. Un conocimiento básico que, a su vez, servía como un factor de supervivencia contra las adversidades. Ataraxia debía pensar fuera de la caja, siempre, y aunque su naturaleza amable le invitara constantemente a ayudar a los demás, también era necesario levantar una muralla de protección, con la alerta en alto, para dividir el mal de su neutro corazón. Podría decirse que era paranoica, pero ciertamente no estaba tan enferma como para ver demonios en cada acción de quien fuese.

Con ojos fijos en el rostro ajeno, claramente centrando la atención, esperaba la respuesta ajena. Una vez que vino, ésta provocó que Ataraxia ladeara la cabeza en un gesto de confusión. Si se detenía unos segundos a observar a la chica, se encontraba sumamente bien, por mucho que esa apariencia inusual homóloga pudiese ser un detonantes a encontrarse mal. No iba a levantar un veredicto contra ella, ya que en aeon existían hasta los seres sacados de pesadillas. Entonces, la respuesta de ella no le brindó aseveración en el terreno de sentirse conforme con lo que escuchó —¿Qué quieres decir con eso? ¿Realmente estás herida? ¿En dónde? —arrugó el entrecejo. No quería ser metiche, peor bah... Le preocupaba. Supuso que esa respuesta fue una alusión a un problema mental, quién sabe. Sin más, solo sentía curiosidad, evitando llegar a simples conclusiones—. Puedo ayudarte, si me lo permite. —No entendía del problema ajeno, no obstante, con ofrecer ayuda no perdía nada.


avatar
Ataraxia
Player
Player

Mensajes : 136

Character Info
Nivel: 9
Experiencia:
5810/5812  (5810/5812)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Monsters Clash

Mensaje por Invitado el Lun Sep 09, 2013 5:09 am

La insistencia de la mujer estaba empezando a exasperarla, lo cual se reflejo el movimiento de las chispas de fusión, que habían empezado a girar de forma irregular y rápida, respondían a la voluntad de Flare, y en ese momento, Flare estaba confusa, pese a ello, era obvio que su respuesta no había satisfecho la curiosidad de la mujer, pero por la enturbiada cabeza de Flare, no había pasado ni la mas remota posibilidad de elaborar una respuesta, ni quería, ni entraba en sus capacidades.

La mujer poco después de reformular su pregunta, le había ofrecido su ayuda, esa fue la gota que colmó el vaso, Flare no podía procesar la palabra ayuda, su instinto se sobrepuso al rugiente mar de caos de su mente y comenzó a resonar a mod de advertencia, nadie en su sano juicio ayudaría a Flare, mucho menos si conocía algunas de las cosas que había hecho por Aeon, aquello apestaba a trampa, la posibilidad de que no fuera realmente nada, existía realmente, pero esa posibilidad estaba ahogada entre los caóticos pensamientos de Flare, nunca verían la luz.

-¿Parezco herida acaso?- Dijo Flare, haciendo un esfuerzo titánico por no ponerse en guardia y atacar a la mujer, las orbes seguían girando amenazadoramente rápido, y sus ojos se habían encendido levemente en un escarlata brillante, estaba claro que aquella incertidumbre estaba nublando su ya nublado entendimiento.

Iba a contestar algo mas, pero una serie de ruidos poderosos la hicieron cambiar de opinión, no uno, sino DOS bestias enormes, acababan de respawnear justo en la zona donde ambas se encontraban, y con ellos, volvió la lluvia torrencial, parecía que la isla estaba programada de tal modo, que llovía en presencia de Kaijus...

Aquello era un problema, Flare estaba apunto de perder el control de si misma, tenía que acabar con aquello y marcharse cuanto antes, pues en cierto modo, no quería dañar a la mujer, pero tampoco quería dejar colgada la "conversación" que estaban teniendo, así que mientras alzaba el cañón y con él, su guardia, decía a la mujer.

-Continuaremos luego, si es que salimos de esta, y...- Tragó saliva, antes de soltar esas palabras, era un paso de titán para ella. -... me presentaré en ese momento-

Off:
He metido bichos porque me estoy reacostumbrando a rolear con Flare, y aún no tengo pensado ponerla a dar mucho diálogo :C
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Monsters Clash

Mensaje por Ataraxia el Lun Sep 09, 2013 6:39 pm

Me diste el mérito de la duda cuando respondiste ambiguamente, por eso te pregunto —frunció con ligereza el ceño, sin entender en nada la actitud de la muchacha. Primero parecía alguien tranquila, después de la batalla, claro, y luego se mostraba algo agitada... Como algo, o incluso ella misma, le hubiese perturbado.

Tal vez su amabilidad no era bienvenida.

Decidiendo que no se interpondría en su camino, estaba por despedirse aunque su corazón le golpeara la mente para no hacerlo. Se sentía preocupada por la chica, de una manera tan inexplicable que era hasta enfermiza. No obstante, fue incapaz de decirle «adiós». La llegada de dos Kaijus tenebrosos anunció que volverían a ser aliadas momentáneas en la lucha de proporciones titánicas contra esas entidades. Aunque les gustara o no, estaba más que claro que era necesario cooperar entre ellas porque ya no se trataba de una criatura... Sino dos.

Ataraxia separó las piernas, posicionando la derecha delante de la izquierda, mientras apretaba fuertemente los puños, creando un sonido de plástico estirándose —y es que vestía un plugsuit que le confería cierto sonido de un impermeable al ser movido—. Con el entrecejo curvado en una clara demostración de determinación, estaba dispuesta a acabar con ellos cuanto antes. En el instante que abrió las manos, luces semitransparentes de color blanco emergieron de sus dedos, ella estiró los brazos cruzándolos entre sí y luego aparecieron en sus palmas un set de pistolas al estilo steampunk que diferían solo en tonalidad.

Sostuvo las armas con firmeza, apuntando el cañón hacia las criaturas, cuando escuchó a la chica. Desviando sus ojos azulinos hacia el rostro ajeno —¿Qué te hizo dudar de que no saldremos vivas? —esbozó una pícara sonrisa de medio lado, con aire altivo.

Repentinamente una de esas criaturas notó la presencia de ambas mujeres, y moviendo su gigantesca mano con cuernos sobresaliendo de su antepalma, la lanzó abierta contra ellas, como si fuese a barrer el terreno. Gracias a su velocidad pronunciada, Ataraxia logró esquivar el ataque al pegar un salto hacia atrás, pero no se detuvo ahí. Con Cassiopeia y Polaris en las manos, lanzó una ráfaga de balas en modo desesperado contra los dedos bestiales y gigantescos que se alejaban casi en cámara lenta. Esta acción gatillo el dolor de la bestia, por lo que se vino un aullido. Por mucho se considerada su tamaño colosal y posiblemente los ataques de una pulga como la gunner fuesen un cosquilleo, las balas de Ataraxia estaban equipadas con un efecto quemante que penetraba profundamente hasta en la piel de un gigante o en la coraza de una entidad mecanizada.

Spoiler:
No te preocupes. De hecho iba a lanzar monstruos, pero qué bueno que te me adelantaste xDD


avatar
Ataraxia
Player
Player

Mensajes : 136

Character Info
Nivel: 9
Experiencia:
5810/5812  (5810/5812)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Monsters Clash

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.