The Fall

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The Fall

Mensaje por CONTROL CORE el Jue Oct 31, 2013 10:00 pm

4 años habían pasado  desde la desaparición del hombre conocido como Howard Flynn, aquel que desarrolló todo un mundo nuevo y puso este a disposición de todo el mundo, Aeon, esto podría pasar fácil para muchos, pero no para una persona, la gran creación de este hombre quien se conocía también bajo el pseudonimo de Stark. EVE era quien controlaba todo el mundo de Aeon, que buscaba seguir con los designios de su padre, todo ello desde su propio lugar, un asteroide llamado Jenova el cual se encontraba varado en la profundidad del Steam y que gracias a sus habilidades como Diosa de ese lugar, era imposible que los jugadores comunes pudieran llegar hacía donde estaba, no era que le molestara estar en contacto con la gente, pero a veces era necesario que tuviera un poco de soledad y claro, también evitarse el montón de personas que le pudieran buscar para tratar de obtener cosas de su parte.

— Nada como una buena noche... — Decía la mujer quien reposaba su cuerpo en un amplio sofa, todo ese lugar estaba decorado con blanco que contrastaba con la oscuridad del exterior, todo era sumamente elegante, el perfecto lugar para cualquiera y se podía ver que a pesar de ser un programa, contaba con un buen estilo, incluso podría considerarse que este podría haber venido de su mismo creador, alguien que siempre se caracterizo por mostrar elegancia en todas las cosas que tocaban y para clara muestra, estaba ella, la entidad virtual evolucionada. Sus deberes en el día tenían que ver con ver lo que ocurriera en todas partes del juego, ayudar a quien lo necesitara, revisar que todo estuviera trabajando del modo que quisiera, pero en momentos como el de ahora, se tomaba un descanso para poder despejar la mente.

Entre sus enguantadas manos se generaba una copa de vino, la cual sujetaba entre sus finos dedos, era un buen momento para ella, aunque no sabía que esto iba a ser interrumpido. Sin pasar mas que unos minutos, pasos se escucharon en el lugar y puertas que eran desmoronadas, esto no altero en ninguna forma la actitud del programa, quien solo fijo los ojos dorados hacía la puerta que era la única separación entre el pasillo y su cuarto; Las puertas colapsaron dando paso a un grupo de sujetos cubiertos de pies a cabeza con un traje de color verde,portando todos ellos armas de gran calibre, que apuntaban directo hacía la mujer, frente a ellos se encontraba un hombre de cabello gris y una vestimenta del mismo color con detalles en blanco y amarillo, William Wayland, este al mirar a la mujer solo emitía una amplia sonrisa.

La historia de ambos era algo bastante larga, antes de convertirse en uno de los hombres mas ricos del mundo, Wayland era solo el asistente de Flynn, formando parte del grupo que hizo el desarrollo completo de el mundo conocido como Aeon, solo que después de la creación de EVE y en el tiempo que Flynn decidió hacer que todo el mundo pudiera tener acceso a ese nuevo juego, Wayland se opuso a esta idea, para el, era mas importante obtener el poder, el dinero, la fama que ese tipo de creación podría darle y así, ambos separaron caminos, aunque estos se unirían mas tarde cuando después de la separación Wayland volvió a acercarse a Aeon, esta vez queriendo adueñarse de esto, pero siguiendo con los lineamientos puestos por el creador, eso era algo que el no podría controlar hasta obtener la aprobación de una persona y esa era EVE.

— No te levantes querida, solo venía de paso — Con el arrogante tono de voz que le caracterizaba a Wayland, un tono que solo incomodaba al programa, a tal punto que esta hacía algo que no era común en sus expresiones, fruncir el ceño. — ¿ Quieres tu no del año ? No voy a dejar que gente como tú se queda con Aeon — Estas palabras hicieron que la ira se viera en los ojos de Wayland, nuevamente esa palabra que tanto le enfadaba, incluso podía recordar como tiempo atrás el albino conocido como K, dijo exactamente lo mismo, pero el termino sufriendo un fin bastante, especial. — Ta ~ cha ~cha, calmada querida, no vengo a eso, ¿para que pedir tu aprobación cuando voy a tomar las cosas como siempre debí hacerlo   — Al momento la mujer se levantaba del asiento un poco extrañada por las palabras que el hombre tomaba, sabía que era alguien de armas tomar y por ello estaba preparando para hacer uso de sus poderes, solo que... no ocurría nada.

Nuevamente hacía un intento, pero nada ocurría, al ver a Wayland, se podía apreciar la enorme sonrisa que estaba en los labios de este. — ¿Que sucede pumpkin? ¿Acaso te apagaron el switch? — El hombre caminaba hacía la sorprendida mujer mientras en su cuello se materializaba un collar, el cual colocaba directo sobre el cuello de la albina, quien solo fue cayendo una vez que este fue puesto. —¿Que es esto? — Decía la mujer tocandose el cuello sintiendo el collar que tenía ahora puesto, nuevamente intentaba hacer uso de sus poderes, pero estos no hacían absolutamente nada. —Gracias a unos cuantos experimentos en Victoria pudimos encontrar la forma peeerfecta para poder manipular la programación con estas bellezas ¿no son geniales?  Aunque, todo se lo debo a ese perezoso de Howard Flynn quien dejo algunos cabos sueltos mientras haciamos toda la programación, el  dijo que sería imposible encontrar el algoritmo que podría modificar Aeon mismo — Soltaba un fuerte aplauso, mientras la programa solo se iba rindiendo hasta quedar acostada en el suelo. — Solo fueron necesarios 5 años para poder encontrarlo y listo, con unos cuantos inhibidores siguiendo el mismo concepto y este collar, todo el poder de Aeon esta en mis propias manos ¿ acaso te sientes cansada dulzura ? Es porque toda tu programación esta siendo vaciada en mi propio centinela —  En forma burlona, el hombre colocaba el pie sobre el craneo de EVE presionando este con fuerza, intentando sacar con ello toda la rabia que le había provocado ese programa en tanto tiempo pasado.

— Es momento de divertirnos muchachos, que comience la Orden 33... — Tronando los dedos, iniciaba con una orden que se extendía alrededor de todo Aeon, en las ciudades principales hubieron explosiones, en pueblos, cualquier lugar donde hubiera una decente población, ocurrió algo, sin tardar nada, los cielos de Aeon se llenaron de una advertencia en grandes letras rojas ' WARNING ! ' obvio que esto causo pánico entre todos los jugadores, todos aquellos que estaban a mitad de algo, se tuvieron que detener, en todos los años de la existencia de ese juego, esta era la primera vez que algo así ocurría.

" Estimados usuarios y programas de Aeon, hoy tengo que informarles de una lamentable noticia, nuestra querida EVE ha sido destruida bajo la mano de un grupo terrorista denominado Aspergio.

Yo soy el Control Core, una programación de emergencia que se activaría en estos casos. La caída de EVE fue hecha al tratar de erradicar a ese grupo que solo ha sembrado el desorden dentro de nuestro mundo, pero lamentablemente, no logró hacerlo y Aspergio ha dañado el núcleo mismo de Aeon.

Las malas acciones de Aspergio no se detuvieron con erradicar a la mas alta autoridad, si no lograron alterar la programación, no hay salida de Aeon,  no es posible hacer log out, ni tampoco por medios externos se puede desconectar, por lo que pedimos que traten de contactar con la gente cercana del mundo real y avisen que no les desconecten.

De hacerlo... ustedes morirían, pero también, si es que ustedes mueren dentro del juego, morirán en la vida real. No quiero crear el desorden con esto, si no hacer que tengan cuidado y se refugien en las ciudades en las que el pvp esta desactivado.

Hare todo lo posible para solucionar esto, hasta ahora, quiero que todos recordemos a quien cayó tratando de defender este mundo "

Una vez que el mensaje fue pasado, Wayland aplaudía de manera sonora, viendo el cuerpo del programa bajo su pie, moviendo este. — Bravo... esa chica tiene bastante potencial ¿no crees EVE? Bueno, no te levantes, ya nos vamos — Con un ademán le indicaba a los hombres que se retiraran, avanzando a paso lento fuera del cuarto, volteando el rostro en dirección de la mujer que aún yacía en el suelo, con la mirada vacía, sin fuerzas para poder siquiera reaccionar a ello.

— Arca...activada...


avatar
CONTROL CORE
God
God

Mensajes : 289

Character Info
Nivel: 100
Experiencia:
100/100  (100/100)

Ver perfil de usuario http://aeon.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.