This is how it's done

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

This is how it's done

Mensaje por Invitado el Lun Ago 12, 2013 11:55 am

Así como el pino bloquea el sol e impide el crecimiento de pequeñas plantas a sus pies, el titán de Rinzer le hace sombra -literalmente- a la corrupta ciudad de Alder. Toda suciedad de la metrópoli superior es filtrada hacia la baja altura de los mediocres, para que estos procesen la basura del progreso y le saquen insignificante provecho. Era natural que los habitantes de ambas ciudades estuviesen enemistados, aunque Rinzer de vez en cuando olvidaba que se encontraba pisando los hombros de seres... ¿vivos?. Pensantes.
Esta enemistad, también categorizada como rencor o envidia, llevaba de cuando en cuando a conflictos de índole material. Por obvias razones solían ser grupos de Alder los que decidían levantar la mano contra su vecino vertical, infiltrándose en las férreas paredes de este para causar destrucción o pérdidas sustanciales. Ese último era el caso actual.

Una misión, la primera tomada por el joven virus, describía la falta de información importante por parte de un laboratorio de investigación de la gran Rinzer, llamado Cesca Labs. Era obvio que tal preciado conjunto de datos caería hasta el inframundo de las sombras, transformándose en una buena suma monetaria para su ladrón. Ed, otro ladrón, tendría que neutralizar el problema. Era su primera vez en una quest oficial, pero tenía las cartas perfectas para ejecutarla. Sentía toda la confianza suficiente para realizar la encomienda en solitario, aunque una cabeza extra que sirva de protección y/o distracción no sería un derroche.


Transfering data... Destination ID: 19.
Transfer complete.
Initialize.

Las antiparras cubriendo sus ojos brillaron al reflejar el neón rosado de un mercado cercano. Se encontraba en Alder ahora, la ciudad donde debía ejecutar su búsqueda. Primero debería localizar el objetivo en base al único dato que poseía: el nombre del laboratorio. Seguido, buscaría una forma de estar cercano al archivo para robarlo.
Un acercamiento posible podría ser la fuerza bruta, pero un acercamiento estúpido también sería. En las sombras nunca se sabe cuántas cabezas estén protegiendo a tu objetivo, o qué tan profundo llega la madriguera a la que te estás metiendo. Sigilo y astucia sería la solución.

Se dirigió en primera instancia a la casa de subastas de Alder. Buscó palabras clave como el nombre del laboratorio, "información", u otras posibilidades, pero no hubo resultados. En sí eran buenas noticias, pues hacer un trade cara a cara le daba la posibilidad de llevar a cabo una estafa.
La recompensa por la misión eran cinco mil créditos y una espada que desconocía. Quizá con una oferta similar podría generar una situación de intercambio con el ladrón. Era todo lo que necesitaba, incluso podía mentir y ofrecer una descomunal cantidad de créditos solo para abrir la preciosa ventanita de trade. Luego a correr. Pero se estaba adelantando a los hechos, aun no conocía la ubicación del sujeto o los sujetos, aunque no era demasiado complicado.

En zonas como los callejones de Fortuna o Alder suele haber sitios donde los traders se reúnen para ofrecer sus mercancías. Era cuestión de encontrar dicho lugar y esperar el anuncio correcto. O quizá hasta podría pedir por la información, aunque de manera indirecta y para nada específica, o el ladrón sospecharía si alguien quiere justamente lo que él acaba de robar siendo algo poco común como información sobre alguna investigación.

Pero antes que nada esperaría en el punto de spawn de la ciudad. Si alguien más se unía a la misión suponía que automáticamente integrarían una party, y por ende se mostraría la otra persona en su interfaz.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.